La banca permitirá la compra y venta de criptodivisas, pero sin asesorar

La banca española, e incluso la europea, se encuentra en un dilema. No sabe cómo reaccionar ante la avalancha de peticiones de clientes que reclaman en las oficinas o en las plataformas de estas entidades poder llevar a cabo compraventa de criptomonedas.

Todos esperan que finalice la regulación sobre estas divisas virtuales para adoptar sus estrategias particulares. Pese a ello, la mayoría de los bancos consultados reconocen el riesgo de estos activos y su alta volatilidad, “pero es tal el interés despertado por las cripto y las consultas recibidas que algo haremos, aunque no sabemos muy bien el qué”, reconocía el presidente de un destacado banco. Y añadía: “Lo más probable es que dejemos que el cliente pueda comprar y vender bitcoins, como puede comprar o vender renta variable, por ejemplo, pero no asesoraremos sobre ellas, es muy arriesgado”.

Esta opinión coincide con la gran mayoría de los responsables del sector consultados, que, de momento, aseguran que sus entidades se limitarán a ser “facilitadores” para quienes deseen custodiar e invertir en criptomonedas.

Solo Banco Santander, entre la banca tradicional, ha avanzado que la entidad está ultimando los detalles de sus ETF (fondos cotizados) de bitcoin. Y es que, pese a que los españoles son de los primeros inversores en comprar y vender criptomonedas, la banca española aún es reticente al lanzamiento de productos de inversión en estos activos.

Los supervisores también comparten las dudas sobre estas monedas online. El Banco Central Europeo, de hecho, calificó en su Informe de estabilidad financiera al segmento de las criptomonedas de “exótico”.

El consejero delegado de Singular Bank, Javier Marín, declaró: “Nosotros no vamos a ofrecer asesoramiento, ni entraremos en las inversiones en criptomonedas. No entiendo el valor intrínseco de las cripto ni tampoco creo que las entienda nadie. Otra cosa es el block­chain. Pero, vamos, si un cliente quiere invertir en criptodivisas y nos lo pide, pues facilitaremos su inversión, pero me siento incapaz de asesorar en estas monedas. Son muy volátiles”.

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, declaró que cuando se habla de criptomonedas “no estamos hablando de una moneda para pagar, sino de un activo claramente especulativo, para ganar dinero. Como es tan especulativo y, por otro lado, no está regulado, nosotros en Bankinter no lo estamos recomendando a los clientes aunque lo estamos siguiendo muy de cerca, como no puede ser de otra manera, porque es una pequeña revolución, y si en algún momento decidiésemos hacer algo sería a través de Evo, que es nuestro banco digital. Pero de momento la recomendación a clientes no pasa por el tema de las criptomonedas”.

BBVA fue en junio el primer banco del euro en ofrecer compraventa de bitcoins. Este servicio lo ha lanzado a través de su filial de Suiza y tras dos años en prueba, aunque cualquier cliente en otros países puede utilizar la plataforma, al haberse abierto al resto. El banco estima que un 20% de los clientes están interesados en invertir en criptomonedas.

CaixaBank no ofrece ningún servicio relacionado con criptomonedas, aunque reconoce que es un campo que está estudiando y para ello está pendiente de los avances tanto de la tecnología como de la regulación. “Es una cuestión que seguimos de cerca”. Banco Sabadell coincide con CaixaBank.

El responsable de banca privada de Credit Suisse en España, Íñigo Martos, aseguró que, como banco, “no participamos activamente en el ámbito público de las criptodivisas, seguimos monitorizando los acontecimientos en el mercado y tratamos de ayudar a los clientes a comprender dichos acontecimientos desde una perspectiva de liderazgo intelectual”.

Cecabank, el mayor banco de custodia español, también tiene previsto entrar en el negocio de las criptomonedas. Su director general, José María Méndez, aseguró en unas conferencias que la prestación de servicios relacionados con los criptoactivos es una vía a explorar por parte de entidades especializadas (como Cecabank), teniendo probablemente mucho más recorrido, al menos a corto y medio plazo, que la inversión directa en dichos activos.

En este sentido, el papel de Cecabank será el de la custodia de estos activos digitales, y que complementarán la oferta de la firma propiedad de las antiguas cajas de ahorros para reforzar su posición como entidad independiente en el ámbito de securities services.

De momento, la banca espera la regulación europea. El BCE aseguró que la propuesta de la Comisión Europea para la regulación de los mercados de criptoactivos es “un paso adelante significativo”. Y destaca el fuerte aumento de la popularidad de las criptomonedas estables, que tratan de mantener un precio sin gran volatilidad anclando su valor a otras divisas o activos, incluidos los criptoactivos, o con el uso de algoritmos.

Fuente: https://cincodias-elpais-com.cdn.ampproject.org/c/s/cincodias.elpais.com/cincodias/2021/11/18/companias/1637194303_452584.amp.html

Síguenos en Twitter
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Call Now Button